Razones para viajar a Praga

Praga, en sus inicios fue capital de Checoslovaquia y del Reino de Bohemia. Actualmente esta ciudad es la capital de la Republica Checa, se encuentra ubicada a las orillas del rio Moldava, y se estima que posee más de un millón de habitantes.

Es una de esas ciudades encantadoras que alberga una gran cantidad de historia entre sus muros. Al igual que en otras ciudades europeas te transportas a través del tiempo, por sus maravillosas estructuras.

A continuación te mostraremos las razones por las cuales no debes dejar de visitar esta extraordinaria ciudad.

Praga, en sus inicios fue capital de Checoslovaquia y del Reino de Bohemia. Actualmente esta ciudad es la capital de la Republica Checa, se encuentra ubicada a las orillas del rio Moldava, y se estima que posee más de un millón de habitantes.

1 Su ubicación

Como mencionamos anteriormente Praga es la actual capital de la Republica Checa, una nación que se encuentra ubicada en el corazón de Europa, sus límites geográficos los conecta con países como Australia, Eslovaquia, Polonia y Alemania.

De igual manera esta ciudad está ubicada en el centro del continente Europeo. Lo cual lo convierte en el lugar idóneo para comenzar un viaje por el centro de este continente.

2 El rio Moldava

Muy pocas ciudades poseen un rio tan fascinante como la Moldava. En la ciudad de Praga al menos treinta pasarelas y puentes lo atraviesan, las agua de este rio rodean diez islas.

Es considerado el alma de la ciudad, pero el lugar donde más luce, es el Puente Carlos, considerado de la época medieval por las estatuas barrocas que se encuentran allí.

3 Gran cantidad de monumentos y museos

Las personas que visitan esta capital señalan que Praga es un museo en su máximo esplendor, pero aunque lo anterior es cierto, también aloja muchos museos que debes visitar.

Museo Nacional

Este es el museo más famoso de Praga, su edificación es de estilo renacentista, que evoca a recordar museos como el de Historia Natural ubicado en Londres.

Museo Judío

En la época más dura de esta ciudad, Praga fue un refugio para la resistencia judía. El barrio judío que se encuentra en ella es considerado uno de los que mejor se han conservado en Europa.

Museo del Comunismo

Para nadie es un secreto que este pais en un trayecto de su historia fue comunista. Dentro de este museo podrás hallar muchos detalles acerca de la historia de la Republica Checa en los Siglos XX.

Sin embargo no todo lo que puedes ver en Praga son museos, en ella también puedes conocer monumentos que tienen gran relevancia en dicho pais.

Puente de Carlos

Considerado un icono por excelencia de esta ciudad. El puente Carlos se alza sobre las aguas del rio Moldava, posee treinta estatuas que te vigilan mientras cruzas por él.

Durante el día, puedes encontrar gran diversidad de vendedores y artistas. Si te gusta apreciar las cosas con más calma, la noche es el momento indicado. Ya que las luces nocturnas lograr que aprecies mejor la vista y el panorama.

Castillo de Praga

Se considera la mejor fortaleza medieval no solo en el continente Europeo sino del mundo entero. Se encuentra sobre una colina. Cuando llegues podrás incluso pasar por el callejón de oro.

Además de los antes mencionados en Praga también puedes visitar la Torre de la pólvora, que es una torre de estilo gótico donde se almacenaba la pólvora en la edad media.

4 La cerveza

La palabra Pivo, es la primera que debes aprender en checo si eres fiel seguidor de la cerveza. Praga posee una gran tradición cervecera ya que está ubicada en la región Bohemia, que es considerada una de las mejores zonas donde se produce cerveza.

Los mojes Benedictinos de Breznova fueron los primeros en la región que comenzaron a preparar esta bebida, la cual es hoy día considerada la bebida de los dioses.

5 El reloj astronómico

Luego del Puente Carlos, el reloj astronómico es considerado el segundo icono de la ciudad. Este es un reloj de la época medieval que está ubicado en el centro histórico de Praga.

 

 

Reply